jueves, 4 de abril de 2013

Ahora mismo estoy realizando mi gran sueño. En este preciso momento soy estudiante de Química; después de creerlo imposible, después de creerme incapaz, aquí estoy, sobreviviendo. He aprendido que la felicidad no es felicidad, son momentos. Para mí, la felicidad fue el deseo, una carta, un papel, los trámites, las respuestas, el hecho de proyectarme conociendo mis debilidades. Ahora que estoy adentro, siento miedo. Nunca antes tuve tantas preocupaciones juntas sobre mi futuro. Nunca antes pude dimensionar mi estado, como un todo, ante la mirada consternada de todos los que me rodean. ¿Pero usted qué quiere hermano? Las personas hacen preguntas que para mí son casi la pregunta de la vida. Tal vez para el o para ella buscar un camino y recorrerlo sea muy fácil porque, en definitiva, es sencillo: Es conocerse. Yo no me conozco. Creo que sería muy difícil hacerlo cuando yo mismo pienso que soy un desastre.

sábado, 15 de diciembre de 2012

Bienvenidos

Hola a todos.

En algún sentido, todos tenemos la posibilidad de conocernos y reconocernos miembros de una sociedad en la que las personas luchan por alcanzar una posición, por triunfar en la vida, por tener una familia, por ser felices. Yo estoy definiendo, esbozando, tratando de comprender y aceptar mi posición en este mundo, la que por derecho o por naturaleza me corresponde, pero también la que quiero modificar en función de mis posibilidades. En ese sentido me reconozco como una persona única, con cualidades, con defectos, una persona que se desenvuelve en un contexto que todos pueden observar a simple vista, pero que solo yo puedo interpretar a mi manera, como se me antoja. En ese contexto, en el que todos somos tan diferentes, y pensamos y sentimos acorde con nuestra historia, ese en el que nos movemos y nos construimos como sujetos libres y autónomos.

En el ejercicio de (mi) autonomía, y como parte de ese proceso de conocimiento y autoconocimiento, he tenido que apelar a una parte de mí que no puedo negar, que marca mis pasos y deja una huella, esa parte que muchos no conocen, pero que todos en lo más profundo poseemos y nos identifica. Acudir a esa parte de mí para decidir y razonar me completa, me hace más libre. Me identifica como Daim.

¿Quién soy yo?

No sé si me recuerden por mi participación en el foro, o si no saben quién soy en absoluto (jeje).
Soy Juan Carlos, tengo 20 años, soy estudiante universitario y me animé a participar con la creación de este blog, en una extensión de lo que según Arturo me comentó, es una nueva forma de saber de todos los daims y sus historias, y como una forma de hablarles sobre algunas dificultades que he tenido con mi forma (o formas) y con las conversaciones, además de la visualización.Mi daimonion se llama Thedra, pero la pueden llamar Thed, Espero que podamos compartir muchas historias en este blog, y que podamos aprender de todos,

Un abrazo.....mucha felicidad....

Juan&Thed